El pasado 24 de febrero falleció Domitila Marín, Presidenta de Honor de POETAP y madre de nuestro amigo y poeta Olivier Herrera Marín. Desde POETAP queremos manifestar nuestro profundo pesar por esta pérdida y nuestra solidaridad con Olivier, con su familia y amigos en estos duros momentos.

En septiembre de 2010 Domitila Marín fue nombrada Presidenta de Honor y socia número uno de POETAP ya que su vida constituido un símbolo de valentía y superación. En el acto, le hizo entrega de ramo un ramo de rosas rojas, que simbolizan la pasión y dedicación con la que ha vivido su vida y con la que ha sacado adelante a su familia, Olivier Herrera Marín, su hijo, presidente de POETAP, y estuvieron presentes miembros de la organización así como algunos de los participantes en el I Festival Internacional de Poesía de Alcossebre. En el acto se recitaron algunos poemas que hacían referencia a la vida de Domitila y algunos participantes le hicieron entrega de sus libros de poemas.


Domitila Marín junto a los asistentes al homenaje como Presidenta de Honor de POETAP. Foto cortesía de Carla Tello

Domitila Marín también fue homanjeada ese mismo año por la Universidad Jaume I de Castelló, en un acto que formaba parte del Congreso de la Memoria Histórica y Represión Franquista y en él también se homenajeó a la guerrillera Remedios Montero. En el acto, se leyeron varios poemas que su hijo, Olivier Herrera, escribió para ella. Aquí os dejamos algunos de ellos donde Olivier hace un retrato del alma y la lucha de Domitila:


POEMAS DE OLIVIER HERRERA A DOMITILA MARÍN

Domitila

Hija del sol y la lluvia,
nieta del relámpago,
la hoz y del arado.

Eres la campesina
más dulce y linda,
valiente y digna.

Eres quién me dio
leche y sangre
para que viviera.

Eres quién me dio
amor y vida
para que creciera.

Eres el origen,
pasado y presente
de mi vida.

Eres Domitila:

Fuiste el amor
de mi padre
y eres mi amor.

Niña salvaje
tierra fecunda
agua limpia.

LA BICICLETA DE DOMITILA

Era una bicicleta negra
de mujer y de paseo
la bicicleta de Domitila.
Con ella iba los sábados
y domingos todo el día
por las masías y corrales
con una vieja romana
y dos grandes cestas
–una delante y otra detrás–
pesando el queso de oveja
que los lunes iba a vender
en el mercado de Castellón.

Domitila iba todos los días
a la finca de los abuelos;
Isabel la del Mas de Culla
y Quico él de Benafigos.
Y allí ante el Mediterráneo,
entre Sol de Ríu, la Torreta
i l’ermita de Sant Antoni.
Domitila segaba de sol a sol
la hierba que subiría a Alcalá
en el carro el tío Vicente
y le vendería su niño
al caer la noche.

Su niño recorría las calles
gritando con toda su fuerza,
cuerdas vocales y pulmones
de un niño de diez años.
!DO-NES, HER-BA TEN-DRA!
Domitila encendía el fuego
con leña seca de almendro:
daba la comida a las gallinas,
los conejos y la cerda de cría,
luego ponía la olla del día,
lentejas con tres butifarras,
sémola y pan o sopa de ajos.

Domitila, la más valiente,
de cuantas mujeres vistieron
pantalones los años cincuenta.
Pedaleó montada en bicicleta,
peleó por sus niños noche y día,
al enviarles limpios a la escuela
para darles cultura y conciencia.
Esposa, amante y compañera,
y de sus hijos madre y padre,
ella halló la fuerza y el coraje,
sacó su nervio de gata salvaje,
sus garras de pantera viuda.


LA FAM NEGRA

Sota un cel
tot ple d'estels,
sota l'olivera
i damunt
la pedra blanca.

Recordo
les nits
passades,
les nits
de tenebra.

Recordo
les nits
d'ombres
abraçades
amb la mort.

Recordo
les nits
del silenci
i el silenci
de la fam negra.

Setembre 1968

Nuestro compañero, amigo y poeta A.K. Ros Soler también ha escrito unos sentidos versos en memoria de Domitila Marín, quien, desde su blog, le ha rendido un sentido homenaje: http://puntodevistaypropuesta.co/2015/02/24/fallece-domitila-marin-garcia-presidenta-de-honor-de-poetap/

POEMA DE A.K. ROS SOLER A DOMITILA MARÍN Porque su lucha siempre estuvo presente en el arduo camino de la Poesía:

En el poema de la vida
que propende al fragmento,
que a menudo sin rostro se redime:

DOMITILA, mujer que ha sufrido herida
y que a veces se ha sentido
una caricatura trazada por el dolor,
que contra la injusticia luchó toda su vida
y que grita o impreca e intenta
tres mil veces definirse, define
al fin el desespero para seguir viva
estando siempre presente,
como hija, esposa y madre ejemplo,
sin cerrar jamás su puerta al amor.

Los silencios, aunque son a veces necesarios, tienen también sus límites:

hay momentos en que una cosa debe ser dicha. Si no se dice,

el orden moral y de transparencia de nuestro entorno sufriría una afrenta que sería

muy difícil de superar; sería más difícil su superación que su violación por la fuerza bruta.

AK Ros Soler, 24 de febrero de 2011.

Nuestro más sentido pésame a la familia. ¡Siempre te recordaremos, Domitila!

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía (POETAP) - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -