Andoni Ros Soler
Miembro de POETAP

Queridos amigos de la Poesía y combatientes convencidos de la fuerza de la palabra:

Habiendo dejado pasar unos días desde mi participación en la "XVII ava Cita de la Poesía 2012" (Berlín-Latinoamérica-España), celebrada en la bella ciudad berlinesa entre los días 30 de agosto y 1º de septiembre pasados, os remito estos dos 'recipientes de palabras' recientemente emancipados... Ambos escritos (prosa y verso, respectivamente), fueron puestos en común durante las jornadas sucesivas desarrolladas en la Cum Laude de la Universidad Alexander von Humboldt de Berlín, formando parte, junto con los múltiples trabajos del resto de asistentes a la "XVII Cita", de un coloquio sobre la situación política y social actual en España, los cuales fueron admitidos para su traducción y difusión en Alemania.

Y en España, como en el sur de Europa, lo que acontece no deja de ser una mínima parte de la situación sociopolítica en la convulsa aldea global, sobre todo en el lado occidental tradicional de la misma, área de 'los sures' de todos 'los nortes, sometida financieramente aún con mayor crudeza a la influencia del neo liberalismo capitalista dominante y que sufre las consecuencias de lo que en 2004 yo mismo comencé a denominar el inicio de la III Guerra Mundial...
El paso del tiempo siempre pone las cosas en su sitio (se suele decir en España), así que ahora ya casi todos entendemos cuál es la envergadura del 'conflicto' y cómo con esta guerra tercera (donde los obuses y las armas de fuego se han sustituido por axfisia económica y contrarreformas sociales hacia la precariedad absoluta) los ingenieros financieros de la especulación y el latrocinio, en connivencia con los gobernantes títeres de turno, están tratando de implantar otro modelo distinto en las condiciones de explotación del ser inhumano al ser humano.

Mostrando todo mi agradecimiento por delante, os solicito la máxima difusión a través de vuestros enlaces 'virtuales'.
Un entrañable saludo,
Andoni L. Ros Soler.

Desobediencia civil en la lucha social actual. Berlín, Universidad de Humboldt (Cum Laude), 31 de agosto de 2012.

La otrora incólume administración de justicia española, hoy revestida de dudas y sospechas, se cierne como otro de nuestros males y se suma al
desacreditado poder legislativo y a la actuación de políticos corruptos.
Así, la acción directa no-violenta y la desobediencia civil aparecen hoy como dos herramientas de lucha social ineludibles.
 
(Andoni L. Ros Soler, Congreso de Poetas, Berlín.-2012)

Cada día que pasa, los españoles nos vamos dando cuenta de una manera más evidente de que el sistema político, económico y de vida en que nos vemos inmersos es insostenible. Lo que antes parecían meras disfunciones y pequeños ‘cortocircuitos’ que podían ser enmendados con leves retoques y prácticas democráticas, hoy se nos muestran en su más descarnada realidad como síntomas de que es el modelo en su conjunto el que hace agua pestilente por sus cuatro costados; y en ello tiene mucho que ver el imperante neo liberalismo capitalista.

Si antes cualquier crítica a las instituciones era aplacada por los que deciden lo que ‘se puede’ o ‘no se puede hacer’ mediante su apelación a la legitimidad del sistema y a ese consenso social en cuya base estaba la Carta Magna que, se decía, “nos hemos dado entre todos”, y su reforzado sistema de garantías para los poderes y la oligarquía de siempre, hoy descubrimos que esos ‘todos’ que se dieron la Constitución (los hoy mayores de 54 años) no somos ni siquiera la mitad del censo y es el sistema, y no sus críticos, quien necesita justificarse en cada una de sus actuaciones, ante la avalancha de tropelías, escarnios e injusticias que éste provoca cada vez con mayor impunidad y alevosía.

Elitismo político, en fin, y sobrerrepresentación (oligarquía del poder), participación paternalista y clientelar (endogamia), autoritarismo, falta de participación efectiva, ausencia de pluralismo real, manipulación política (despotismo), creciente distancia entre ‘los de arriba’ y ‘los de abajo’, aumento de la pobreza y la vulnerabilidad para amplias capas de la sociedad, recorte de derechos básicos, despilfarro, corrupción, gobierno de los banqueros, estafas, prevaricaciones, deuda impagable y sobre endeudamiento familiar sobrevenido, burbuja financiera y atraco hipotecario, despojo de la vivienda de las clases humildes, paro y precarización laboral, recortes en Enseñanza, Sanidad, Pensiones, Asuntos Sociales e Investigación, impuestos desproporcionados e injustos, gasto militar e injerencia en guerras inventadas, represión para quienes osan protestar, justicia parcial, prima de riesgo, intervención y ausencia de soberanía (terrorismo financiero), la corona dando ejemplo de cómo malversar la asignación pública en cazas y desvío de capital a paraísos fiscales…, dan sobrada muestra de que debe ser el sistema quien ha de dar explicaciones de sus malos pasos, sinrazones y atropellos.

Así, pues, un contexto de acción directa y de desobediencia civil, aparecen hoy como dos nuevas herramientas de lucha social ineludibles; de hecho, gran parte de la reflexión de los grupos surgidos a partir de las protestas de los indignados y de la acción con la que vindican cambios reales en la conducción y práctica política, económica o social de la mal llamada, intencionada y manipulada ‘crisis’, tienen casi todo que ver con ambas.

Por otra parte, la desobediencia civil ha sido una herramienta ya antigua para los españoles, que goza en nuestro país de una amplia y rica literatura; y, lo que es más importante, de una reciente práctica política, la de los objetores de conciencia e insumisos frente a las leyes militares de reclutamiento forzoso a mediados de los setenta y principios de los ochenta. Simplificadamente, puede describirse como una lucha colectiva y organizada de incumplimiento consciente, público y político a una ley o política ‘obligatoria’ e impuesta por el abuso de poder, cuya finalidad es obligar a un cambio de esa misma ley o política.

Así es que, la desobediencia civil puede participar de varios de los elementos de otros tipos de desobediencia a las leyes, aunque conlleva características propias que la convierten en una metodología y en una práctica singular y de un innegable contenido político:

-       Porque es una desobediencia; lo que comporta ‘ilegalidad’, enfrentamiento con la Ley.
-       Es una desobediencia pública; no oculta o escondida, que busca precisamente la publicidad como instrumento eficaz de desenmascaramiento de la perversidad que denuncia.
-       Es una desobediencia colectiva, no privada ni individualista; y es organizada en campañas previamente diseñadas y evaluables, que intenta ser implícita, es decir, atraer para sí al mayor número de gente.
-       Tiene una intencionalidad práctica: conseguir logros, no siendo puramente testimonial, de mera denuncia o ‘victimista’.
-       Que debe ser respetuosa con los Derechos Humanos inalienables.
-       Se asumen las consecuencias de la acción desobediente como una parte importante de la propia estrategia política desde la que aprovechar una oportunidad de acción colectiva, sensibilización social y rechazo de las imposiciones ‘legales’ o ‘políticas’ que se combaten.

La idea de desobediencia civil, por tanto, históricamente, ha contado siempre con dos enfoques distintos y, a veces, enfrentados:

Para el primero de ellos, es un modo de apelar a la opinión pública o a la sociedad con la intención de que se sensibilice y movilice contra determinadas leyes o políticas que se consideran injustas; o para que muestre su rechazo a determinadas políticas gubernamentales, provocando con ello un cambio, o al menos un debate serio y abierto.

Dicha concepción tendría una vocación reformista y puntual; es decir, pretende cambiar leyes injustas dentro de un marco global de aceptación del sistema político. Desde este punto de vista, y puesto que apela a la perversión de determinadas políticas o leyes, sus justificaciones pueden ser ‘legales’ (los valores principales de las constituciones), éticas (los valores comunes de convivencia compartidos por la sociedad), políticas (los fines que persigue una sociedad política), filosóficas (los ideales de justicia, los valores en pro de los derechos humanos y bien común compartidos), etc.

Para el segundo enfoque, la desobediencia civil tiene una característica diferente, y su apelación al incumplimiento de leyes no busca conseguir meras reformas legales o el cambio de políticas puntuales, sino servirse de la desobediencia para provocar transformaciones más profundas y movilizar a la gente hacia un cambio de postura política ‘más allá’ del sistema (revolución)…

Si utilizamos el símil de un teatro, donde a cada protagonista le corresponde de antemano representar un papel, la primera desobediencia podría buscar cambiar algún párrafo del guión, o el papel de un/una protagonista del mismo, mientras que la segunda podría implicar la representación de, mediante la no colaboración, cambiar el guión de la obra, el escenario y las y los protagonistas; e incluso más: representar la obra en otro lugar diferente o fabricar otra completamente distinta, nueva y/o antagónica con la original.
 
En el momento actual, el debate sobre qué horizonte aspira a conseguir la desobediencia civil, está resultando ser rico dentro de los movimientos sociales que vienen apoyando o se sienten parte del movimiento de indignados y, cómo no, dentro de la reflexión y la práctica del mismo movimiento de indignados desde aquel 15-M de hace año y medio en la Puerta del Sol de Madrid; e incluso, sobrepasado éste (¡?) por la evolución de los acontecimientos (parece ser que ya no se muestran con aquella intensidad), con efectos multiplicadores y expansivos hacia otras zonas no necesariamente próximas a las democracias burguesas del entorno de la Unión Europea u otras más o menos ‘occidentales’, como son los movimientos englobados en la llamada ‘primavera árabe’, o las movilizaciones populares cada vez más significativas, organizadas y valientes en el contexto post dictatorial de las extensas federaciones de naciones emergentes latinoamericanas, chinas, rusas o africanas subsaharianas. Eso sí, sin olvidar en todas ellas la heroica resistencia de la mujer, cuya lucha (dentro de las luchas generales) por la igualdad y la emancipación es bestialmente reprimida por los enemigos de la libertad en toda la aldea global.

Otra oportunidad incuestionable para hacer valer el valor de la palabra y la fuerza de la poesía, en recuerdo y homenaje permanente del poeta vasco Gabriel Celaya: La poesía es un arma cargada de futuro...

Alrosoler © (Alrs)
Berlín (Universidad de Humboldt), 31 de agosto de 2012.

“EL POETA NO PUEDE FALTAR A NINGUNA CITA PARA ELEVAR LA PALABRA, Y HACERLA VALER POR LA PAZ Y EL AMOR ENTRE LOS PUEBLOS QUE SUFREN CUALQUIER
TIPO DE AGRESIÓN; POR LA JUSTICIA Y POR LA LIBERTAD.
CABRÍA APLICARLO A QUIENES, TANTO AYER COMO HOY, DESDE EL TERRORISMO FINANCIERO, ABORTAN UN PROYECTO CIUDADANO.”

(Andoni Luis Ros Soler, Alrosoler, 2003).
 
                                    Financieros mercenarios
                          (Aquienes asesinan la dignidad y la libertad de los pueblos. Y en solidaridad con el pueblo griego, entre otros combativos pueblos.

Vuestro espécimen de vileza,
calaña especuladora y opaca,
atrapado quedará tras el azogue
justiciero de la Historia;
y os penará el título
que nunca los ciudadanos otorgaron,
sino esos órganos perversos
del Fondo Antinacional Monetario.

 
Un pueblo más quedará herido de muerte,
víctima de vuestras prácticas,
ante los ideales, ante sus hijos,
ante nuestra Causa;
pero, yacerá con dignidad
sobre vuestra sombra asesina
y al viento elevará la voz honesta,
la de su unitaria casta.

Saciaréis vuestra sed bastarda
en una perpetua arena,
asidos para siempre
a mis antagónicos enemigos,
porque ellos con vosotros,
a los trabajadores y al Pueblo,
nos dais la vida.
  
Lameréis las pezuñas de quienes creéis
que son vuestros amos,
y reclutados iréis a cualquiera otra
de sus gananciales batallas,
desprovistos de justicia,
de paz, de ética y de fines solidarios.
  
Siempre vendisteis la vida ajena
a cambio de esos reales sacados
al sudor y la sangre de quienes
cada día mancilláis… ¡Canallas!
  
Pero, antes del final de esta guerra,
tras el flagrante engaño,
sabréis que jamás tendréis
ninguna otra salida
que la del pago que recibiréis,
financieros mercenarios.

                                                                                        ---------------------------------------------------------------
Poema participante en la ‘XVII Cita de la Poesía 2012, Alemania-Latinoamérica-España’ (Berlín, Ago/Sep-2012, PPdM-POETAP).
Participará también en el ‘XIX Encuentro Poético de Andalucía’ (Sevilla, España, Oct-2012).
Berlín (Universidad de Humboldt), 31 de agosto de 2012.

“LO CRETINO, EN TI,/ NO EXCLUYE LO RUIN./ LO RUIN, EN TU SINO,/
NO EXCLUYE LO CRETINO./ ASÍ ES QUE ERES, EN FIN,/ TAN CRETINO COMO RUIN.”//
(Luis Cernuda, poeta del recuerdo).
http://poetasdelatierra-poetap.blogspot.com.es/2012/08/xvii-cita-de-la-poesia-en-berlin.html (POETAP


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía (POETAP) - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -