Antonio Ros Soler escribió este poema para el acto de homenaje a los represaliados en el penal de Ocaña.


El tiempo es un león.
A cuantos en la cárcel de Ocaña, el fascismo creyó que les devoró el ser.

       
No existe filosofía más exacta que el silencio,
ni mejor escritor que el olvido.

No hallaréis libro más alto
que aquel que se hizo desde la nada,
ni palabra más triste que esperanza…

No es más cruel la penuria que nuestros sueños,
ni es más dulce la vida que la muerte.

No existe triunfo, ni poder,
ni existe una creencia clara que nos salve:
el tiempo es un león que sin tregua nos devora el ser.

Si pensáis que os miento,
siempre entrañables compañeros, acertaréis:
yo debo ser el león, y también ando muerto...                                                
                           
-------------------------------------------
Los silencios, aunque son a veces interesantes, tienen también sus límites: hay momentos en que una cosa debe ser dicha.
Si no se dice, el orden moral y de transparencia de nuestro entorno sufriría una afrenta que sería muy difícil de superar;
sería más difícil su superación que su violación por la fuerza bruta.  (Alrosoler).

Ocaña (TO), 30 de junio de 2011

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía (POETAP) - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -