POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA  (POETAP)
ACOGE Y PUBLICA EN NUESTRO BLOG
Carta Abierta en Defensa de la Pluralidad y Convivencias Poéticas
ANTE LA INCERTIDUMBRE: DEFENSA DE LA POESÍA

POETAP
   Hace un tiempo recibí por E-Mail   
Carta Abierta en Defensa de la Pluralidad y Convivencias Poéticas: Leí con atención su contenido indiscutiblemente interesante y digno de tener en cuenta, pero tuve que concluir que no podía firmarla ni personalmente ni como Presidente de POETAP, las razones fueron varias, las primeras son obvias y están bien expuestas en nuestra Carta Fundacional
POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA nace del vientre fecundo y generoso de la Tierra, no para suplantar a nadie ni contender con nadie, sino para  SER, promoviendo el hermanamiento de las diferentes culturas y lenguas, organizaciones poéticas y artísticas que anhelen solidariamente idénticos o similares objetivos humanos y socioculturales, a fin de poder unir todas las fuerzas para enriquecerse mutuamente, partiendo de la inspiración que ilumina y abre paso a la creación de cada escritor con su conocimiento e intuición, con su avanzada y sutil percepción de la realidad, en una busca permanente de las respuestas que le ayuden a mejorar y progresar en su desarrollo integral o plenitud como ser humano (…)
Los Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía nos proponemos dignificar la actividad y la creación poética, lejos y al margen de todas las ferias de vanidades, de todos los prestidigitadores de la palabra y titiriteros de la verdad, haciendo valer tanto la estética, la belleza del propio poema, como la ética, el valor intrínseco del poema y la dimensión y proyección humana del poeta, ya que la creación literaria más útil a la humanidad es la que refleja más fielmente su realidad y pone el verbo al servicio de la paz y de la libertad, del amor más profundo, libre y fiel, responsable, solidario y auténtico por los diferentes que en su existencia y presencia nos complementan, enriquecen y humanizan.
 (…)
Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía ha de servir de plataforma para la integración social y el eficiente concurso de los ciudadanos en los asuntos públicos de una sociedad dinámica y sujeta a cambios de todo tipo. Ejerciendo de testigos, agentes de la paz y la libertad, a través del verbo útil, crítico e incisivo, humilde y sencillo, al ser los notarios-agentes que, reconociéndose en su cultura originaria, se reafirman en sus ideales y convicciones más íntimas, para SER y ser fructíferos, asumiendo su compromiso vital e interactuando activa y positivamente en su propio tiempo y espacio y el más amplio: la Aldea Global.
(…)
Somos conscientes de que sólo la unión de las poetisas y poetas, amigas y amigos de la poesía que crean en los sueños, nos permitirá dotarnos de los medios orgánicos, técnicos y económicos para iniciar el camino y levantar el vuelo (…) todos los sueños de los hombres y las mujeres, los niños y las niñas que nacieron por y para el Amor, que nacieron para SER y ser Libres.
(…)

Ésta es nuestra Carta Fundacional, el proyecto más ambicioso y altruista que pueden soñar y crear los que con la fuerza de la razón y el valor de su palabra deciden ir más allá de sí mismos, para ser semilla de amor y vida (…) semilla que es alma y voz telúrica de los poetas de la Tierra que se alzan ante el PODER y toman la palabra, que se inclinan ante el débil y bajan la mirada, semilla que besa, despierta y levanta los vivos-dormidos y los muertos en vida, dotando de los valores más genuinos y solidarios una sociedad que necesita de la poesía humana y sencilla, auténtica, en cada calle, cada plaza, en cada pueblo y ciudad de la Tierra.

Carta Abierta en Defensa de la Pluralidad y Convivencias Poéticas
La hemos publicado en nuestro BLOG y no hace falta que reproduzca nada de lo que se puede leer integro tal cual la hemos recibido y publicado por considerar que todas las aportaciones al debate poético son válidas y enriquecedoras, aún cuando se pueda disentir por pensar que son parciales, sesgadas o interesadas, que la VERDAD es de TODOS y de NADIE  y POETAP como organización plural y abierta, nada sectaria ni dogmatica, busca tender puentes entre las diferentes formas de ver, sentir y entender la poesía, por ello no se permite entrar y menos tomar parte en disquisiciones que nos aparten de nuestro cometido y esencial razón de ser, más, cuando entendemos que todos tienen, tenemos, que aprender a convivir y abrirnos a los demás, sumando y multiplicando al unir y no dividir a los poetas, poetisas, más de lo que ya están, por las filias y fobias, los egos y las envidias insanas de los divinos/as que se acarician dulcemente el ombligo incapaces de sembrar e ir más allá de sí mismos.
Sí realmente buscamos crear, unir y no dividir, decir y defender lo mismo aunque sea con diferentes tonos y  matices, no podemos entrar en una disputa que podrá ser muy  enriquecedora en los mil estilos, formas y conceptos de entender y vivir la poesía pero tan agotadora como estéril en el fondo y en los valores que POETAP asume y defiende. Por ello igual que publicamos a petición de… Carta Abierta en Defensa de la Pluralidad y Convivencias Poéticas, publicamos sin que nadie nos lo haya pedido la respuesta: Ante la Incertidumbre, Defensa de la Poesía y luego cada cual en función de su cabal conocimiento, mejor juicio, certitudes e incertidumbres, que saque por si mismo sus propias conclusiones, que las mías particulares sin entrar a juzgar y condenar a nadie y sin decirlas creo que están bastante claras.

Olivier Herrera Marín
PRESIDENTE POETAP
Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía



Ante la Incertidumbre
Defensa de la Poesía
Fernando Valverde / Jorge Galán / Daniel Rodríguez Moya / Andrea Cote / Alí Calderón /


Raquel Lanseros / Ana Wajszczuk
La editorial Visor Libros publicó en mayo pasado el libro Poesía ante la incertidumbre. Antología de nuevos poetas en español, en la que un grupo de jóvenes autores de España e Hispanoamérica reivindican una poesía que ante todo se entienda y emocione en un tiempo "lleno de incertidumbres".
Estos jóvenes tienen en común, además del idioma, unas importantes trayectorias literarias. Pero sobre todo comparten la misma visión de la poesía. En este texto compartido con Carátula, los poetas defienden su defensa de la Poesía.


Los jóvenes tenemos la extraña sensación de que nuestro tiempo anuncia el final de otro tiempo. Nuestra época aparenta ser un camino de poca visibilidad, lleno de curvas peligrosas, en el que las ideologías y los diferentes conceptos parecen menos claros que nunca. Nuestra Historia está tocada por la incertidumbre en todos los sentidos y no parecen surgir los puentes que terminen con nuestros precipicios, que se muestran ante nosotros como un león que nos mide con compasión y amenaza.
Desde nuestra perspectiva de ciudadanos de España y América, la incertidumbre parece abarcarlo todo: la política, la moral, la economía, las nuevas formas de comunicación que paradójicamente han provocado una mayor incomunicación… Incluso las viejas utopías que ilusionaron al mundo en el siglo XX parecen haberse esfumado, haberse quebrado de manera irrecuperable.
Ante esta situación, un grupo de ocho poetas de España y América consideramos que era necesario reflexionar, hacer un alto en el camino y defender la poesía como una de las pocas cosas capaces de arrojar algo de luz para tratar de alcanzar algunas certidumbres necesarias.
No pudimos empezar con peor pie. Un día después de que corrigiéramos las pruebas de impresión de la edición española del libro, que forma parte de la colección Visor de Poesía, se suicidaba en Managua nuestro amigo y admirado Francisco Ruiz Udiel. Sin duda este fue un hecho que nos condicionó muchísimo, hasta el punto de que el proyecto peligró porque dejó de ser ilusionante para muchos de nosotros. Después lo retomamos con mucha fuerza y con ilusión, ya que suponía una defensa de la poesía que nos entusiasmaba y que Francisco Ruiz Udiel defendía con vehemencia.
Finalmente, hace unas semanas la antología, titulada Poesía ante la incertidumbre. Nuevos poetas en Español, salía publicada a la vez en España (Visor), Nicaragua (Leteo), Colombia (Ícono), El Salvador (DPI) y México (Círculo de Poesía). A estas ediciones, en los próximos meses se van a sumar otras nuevas en Italia, Chile y Estados Unidos.

¿Por qué una difusión tan grande para una antología de nuevos poetas? Porque el límite de la poesía es la emoción, sin ninguna duda, y los lectores lo saben y lo sienten como algo que hay debajo de los poemas, que los agita, que remueve sus entrañas y los hace sentir especiales. Ante las incertidumbres de nuestro tiempo, reivindicar la poesía es un acto de compromiso y también de lealtad. Todas estas cuestiones, aunque para muchos puedan parecer banales, no han pasado desapercibidas para una parte de los poetas y una gran parte de la crítica, que han reaccionado de forma contundente contra Poesía ante la incertidumbre, precisamente porque no estaba hecha contra nadie, sino a favor de la poesía.
Basten algunos ejemplos del manifiesto inicial con el que se abre el libro que suscribimos todos, y que seguimos suscribiendo palabra por palabra, porque después de lo visto estamos todavía más convencidos de su utilidad y conveniencia.
Creemos que la emoción no puede estar de moda. La emoción es universal e intemporal. Y la poesía tiene que emocionar. Ante tanta incertidumbre, para nuestra sorpresa, una gran parte de los nuevos poetas en español se han adscrito a una tendencia tan experimental como oscura. Si en la segunda mitad del siglo XX los mejores poetas de nuestra lengua abandonaron las liras y las torres de marfil; la poesía última, en busca de un nuevo camino, de una nueva actualidad literaria, se ha subido a un pedestal. En esta tarea se han visto legitimados por algunos poetas cuyos proyectos literarios fracasaron de manera estrepitosa precisamente por abrazar el barroquismo gratuito y la frivolidad de la moda literaria. Ahora buscan una segunda oportunidad elogiando lo que precisamente les condujo al callejón sin salida de las palabras huecas.
En nuestra modesta opinión, este fenómeno se estaba produciendo, y se sigue produciendo. Nuestras palabras, y la difusión que han alcanzado, han provocado que algunos poetas firmen manifiestos en defensa de la pluralidad poética. Unos manifiestos que, por otra parte, podríamos suscribir también nosotros si no fuera porque sabemos que la poesía no necesita ser oscura para retar el pensamiento del hombre. El lector sabe mejor que nadie que la estupefacción no es equivalente al conocimiento. El estudio no es quien revela el poder del lenguaje, quien lo hace es la sensibilidad.
Nosotros no hemos dicho, ni hemos dado a entender, ni hemos querido decir lo que es la poesía, porque sería algo demasiado complejo, y posiblemente ni tan siquiera podríamos habernos puesto de acuerdo entre nosotros. Lo que sí que sabemos es qué no es poesía. En eso estamos de acuerdo, y no estamos dispuestos a formar parte de un engaño, de una corrupción que está haciendo mucho daño a la poesía porque la está alejando de sus lectores, de la gente normal.
Por ese motivo en el manifiesto mostramos “nuestra desolación ante esta dinámica que nos parece destructiva para la poesía porque conduce, de manera inevitable, a su deshumanización. Los discursos fragmentarios, el irracionalismo como dogma y el abuso del artificio han supuesto la ruina de la poesía en muy diferentes etapas de la historia de la literatura. Han hecho tanto daño, que hoy la poesía está considerada como un género difícil que sólo leen los poetas, porque sólo parecen entenderse entre ellos como los habitantes de unas ínsulas extrañas. Prueba de ello es la marginación que sufren los libros de poesía en cualquier espacio, ya sea una librería, un suplemento cultural, un periódico, una biblioteca...”
Tal vez alguien tenga una explicación mejor para todo esto. Habrá quien diga que la poesía es un estado superior del alma para el que nosotros no estamos preparados, para el que la mayoría de los mortales no están preparados. Sería por tanto un dogma de fe. Nosotros no creemos que la poesía pueda ser considerada de ese modo en absoluto.  
Cuando un poema no se entiende, el lector suele culparse a sí mismo, inducido por la idea generalizada de que el poeta es un ser con una sensibilidad diferente, superior. Una idea tan falsa como interesada. Si un poema no se entiende el único responsable es quien ha tratado de establecer la comunicación. O bien no ha sido capaz por sus limitaciones, o bien no lo ha conseguido porque no era su propósito, porque sólo buscaba la erudición y el artificio, algo que está bien visto, que tiene buena prensa y que provoca una palmadita en la espalda de la crítica, sumida en gran parte en la misma torpeza.
Creemos que este párrafo ha podido herir sensibilidades de forma especial. Sin embargo, estamos convencidos de que es así. La gran poesía, la de Lorca, Neruda, Vallejo, Octavio Paz, Miguel Hernández, Alberti, Antonio Machado, Whitman, Walcott, Gonzalo Rojas, Szymborska… Los autores que leemos y admiramos… Toda esa gran poesía se entiende perfectamente. Incluso cuando experimentan, cuando acarician las vanguardias, cuando tratan de innovar… Ellos no nos dan gato por liebre. ¿Por qué entonces determinados críticos patrocinan lo contrario? ¿Por qué firman antologías en las que de forma sistemática se nos silencia a quienes nos sentimos discípulos de Ángel González, Claribel Alegría, Gonzalo Rojas, José Emilio Pacheco, Piedad Bonnett, Juan Manuel Roca, Luis García Montero, Benjamín Prado, los poetas de la experiencia…? Nos da la sensación de que los amantes de Orfeo, de que los modistos oficiales están empeñados en legitimar sus obras promocionando precisamente aquello que los hizo fracasar, lo que les llevó al callejón sin salida de la erudición y el falseamiento del gusto.
Pese al desánimo que ha supuesto años de imposiciones por parte de estos críticos y pseudopoetas, que han fabricado modas a su antojo y encaje, hemos creído necesario reaccionar, porque seguimos creyendo que una de las misiones de la poesía es enfrentarse al poder. Y el poder de hoy no hace más que invitarnos al silencio, al fragmento, a las subjetividades ensimismadas y a la pérdida de diálogo entre las conciencias. Queremos decirle adiós a todo eso.
Firman: Fernando Valverde (España), Jorge Galán (El Salvador), Daniel Rodríguez Moya (España), Andrea Cote (Colombia), Alí Calderón (México), Raquel Lanseros (España) y Ana Wajszczuk (Argentina), autores del libro Poesía ante la incertidumbre.
Más información en www.poesiaantelaincertidumbre.com


Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía (POETAP) - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -