Carta de José Pablo Quevedo
Filósofo, poeta, ensayista y autor de libros para niños

La carta escrita por los compañeros de la Asociación Descendientes del Exilio y enviada por POETAP a sus miembros y amigos, es una carta digna, valerosa y solidaria y que apela a la conciencia histórica y que está en contra de la tergivirsación de la misma, en cuanto pone las verdades de relieve, suma hechos concretos y no presenta la apariencias de las cosas como lo hacen los sofistas, y eso es el manejo del lenguaje de Immanuel Kant o de Hegel, científicos e humanistas por exelencia, y que nos permiten con su ciencia, un mejor raciocinio en la lógica del pensamiento sobre  la historia y el derecho.

Y no como se hace  en la publicación electrónica del Diccionario Biográfico Español, financiado por una subvención del Ministerio a su digno cargo (Sección: 18 Programa: 463A,  Investigación científica, a la Real Academia de la Historia para  mantenimiento y actualización del Diccionario Biográfico Español) y a través del Centro Digital de Estudios Biográficos.

Desvirtuar las cosas es buscar los resultados de la historia rompiendo sus concatenaciones y sus nexos y las categorías que fluyen y que la reflejen verdaderamente desde un punto de vista del progreso social, de la honestidad, el humanismo, y  la contribución a un futuro mejor de la sociedad española y de todos sus hombres, y no desde el punto de vista solamente interesado de un grupo social o de  las instituciones que son colaboradores de aquellos que se desean perpetuar en el Poder  manteniendo sus intereses mezquinos, y seguir creando el mundo de la apariencia y de la confusión, el cual  ya no corresponde a nuestro tiempo.

Intentar todavía trazar una historia manteniendo la continuidad de la política de los vencedores y de la alianza de las fuerzas más oscuras es una regresión retardataria,  como lo han hecho las „clases omnipotentes“ en sus diversas formas y en sus varias épocas históricas-, y que han trascrito la historia desde el lado de los vencedores.

Pero seguir escribiendo la historia en su forma inconsecuente, diletante, dualista, y  tergiversada, es continuar la línea como lo  hacían los doctores medioevales e inquisidores anteriores al Opus Dei, y como  también lo hicieron -en las ex-colonias de España-, con una ideología hecha con pedazos de la contrareforma, la inquisición y del racismo, en la cual se quería, que toda idea que no era del gusto del clero, debía ser apagada con el fuego de las hogueras.

Y esas ideas regresivas conservadoras, el tiempo no lo tolera ni lo permite, sobre todo en un momento en que la comunicación internacional y el método de  la dialectica  diferente, establece y nos permite diferenciar las realidades históricas, es decir,  la realidad de la fantasía, la causa del motivo, los intereses de unos cuantos previlegiasdos y de grandes mayorías en infortunio, pero también entender como se dan estos procesos históricos con la venida de la II República Española.   

La II República Española, con su gobierno y sus hombres valerosos e ilustres, quizo precisamente hacer un orden social cualitativamente nuevo, cambiar todas esas estructuras sociales de privilegios de unos cuantos poderosos y de las castas religiosas, y poner término a este oscurantismo medioeval – en cada caso, también ello lo hizo la Revolución Francesa en su forma más radicalizada-.
Y en estos términos, hacer una España moderna, soberana, solidaria, humana, y no dependiente de ningun poder económico internacional.

No presentar al facismo como un fenómeno histórico internacional, que se desarrolló entre las épocas de la Primera y Segunda Guerra Mundial, en varios países de Europa como una reacción de las clases más chauvinistas, más nacionalistas, más militaristas y más revanchistas del capital industrial y financiero, y de las guerras de rapiña para el reparto territorial del mundo, no es destacar las características de una verdad internacional en su esencia historia, sino tratar de  encubrir la historia verdadera solamente dentro del marco y la retórica del patriotismo o del nacionalismo vulgar.

Tratar de comparar solamente la historia buscando la relación del autoritarismo o de la dictadura versus totalitarismo, no es descubrir la verdaderas razones de ese momento histórico y dramático para la Humanidad, sino  recurrir a argumentos de un predistigitador con las cartas que encubren la verdad interesasa dentro de una baraja. Y esta encubrimiento deja suponer al entendimiento de los que no tienen esa consciencia histórica, que la causa de Francisco Franco, fue algo progresista y patriótico aunque autoritario, y  no lo de un general hecho por las fuerzas más oscuras en estos tiempos modernos.

El tramposo que juega al solitario siempre gana con sus cartas encubiertas, así también los profesores conservadores „ganan su solitario con la publicación electrónica del Diccionario Biográfico Español “ al no „poder definir“ el término general del verdadero concepto social-histórico del sujeto canalla en juego, como tampoco logran relacionar los términos generales y sus nexos esenciales, como son los económicos e ideológicos.

Estos „doctores“ rompen las concatenaciones de la historia y apelan a un nexo y lo presentan como algo definitivo en su baraja: Fue autoritario, fue un dictador, pero no se dice que fue un fascista lacayo de la Alemania hitleriana, un cancerbero esclavo de la legión cóndor, un sanguinario creador de una pintura abstracta con sus propias manos manchadas de sangre, un masacrador de su tierra heroíca, un genocida que mandó a fusilar a cientos de patriotas republicanos, tal vez un Neptuno goyano o Cíclope devorador de seres vivos de la II Republicana Española, esa República que se quería lo mejor para el mundo y para la humanidad.

Estimados amigos y compañeros de la Asociación Descendientes del Exilio, mi solidaridad con vuestra carta y gracias por poner en alto la honestidad y la dignidad de vuestro pueblo con vuestra certera iniciativa.


Berlín 1 de junio del 2011
José Pablo Quevedo, Filósofo, Poeta, Ensayista y  Autor de libros para niños.

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía (POETAP) - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -