POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA (POETAP) es una Asociación Internacional que nace en el estado español con la idea de convertirse en una ORGANIZACIÓN NO GUBERNAMENTAL (ONG), para consolidarse orgánicamente en el mayor número posible de países de los cinco continentes, estableciéndose estructuralmente en diversos ámbitos geográficos con la salvaguarda de un aval jurídico-administrativo acorde a la legislación vigente en cada uno de ellos. 

Surge por la voluntad de varios poetas y amigos de la poesía, convencidos de la necesidad de concienciar a los ciudadanos de la Tierra en los derechos básicos de la humanidad, en las máximas poéticas del derecho a la paz y la libertad, la salud y el amor, la casa, la tierra y el agua limpia, desde la defensa firme y solidaria de la vida y de la Madre que nos dio y da la vida, la Tierra; y asimismo, convencidos de que la poesía, la fuerza de la razón y la palabra son los instrumentos más idóneos para lograr tan altos y nobles fines.

POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA nace del vientre fecundo y generoso de la Tierra, no para suplantar a nadie ni contender con nadie, sino para  SER, promoviendo el hermanamiento de las diferentes culturas y lenguas, organizaciones poéticas y artísticas que anhelen solidariamente idénticos o similares objetivos humanos y socioculturales, a fin de poder unir todas las fuerzas para enriquecerse mutuamente, partiendo de la inspiración que ilumina y abre paso a la creación de cada escritor con su conocimiento e intuición, con su avanzada y sutil percepción de la realidad, en una busca permanente de las respuestas que le ayuden a mejorar y progresar en su desarrollo integral o plenitud como ser humano, Poeta de la Tierra, como grano de arena replicado mil millones de veces e idéntico a cualquier otro grano de arena que conforma playas, viste desiertos y levanta montañas de sueños y esperanzas con sus iguales, grano ínfimo que se deja remover por los pies de los niños, que se deja coger en las manos y arrastrar por la fuerza de las olas y el aliento divino de la TIERRA para impulsar la creación poética y democratizar el arte, sacando la poesía a la luz de las estrellas y del SOL, lejos de los restringidos, patéticos y fríos cenáculos de las élites, los poetas hartos, banales y venales, los dioses muertos.

Los Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía nos proponemos dignificar la actividad y la creación poética, lejos y al margen de todas las ferias de vanidades, de todos los prestidigitadores de la palabra y titiriteros de la verdad, haciendo valer tanto la estética, la belleza del propio poema, como la ética, el valor intrínseco del poema y la dimensión y proyección humana del poeta, ya que la creación literaria más útil a la humanidad es la que refleja más fielmente su realidad y pone el verbo al servicio de la paz y de la libertad, del amor más profundo, libre y fiel, responsable, solidario y auténtico por los diferentes que en su existencia y presencia nos complementan, enriquecen y humanizan.

Los Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía nos pronunciamos contra la destrucción del medio ambiente, la contaminación y el envenenamiento de la Tierra con todo tipo de técnicas, productos y armas de destrucción masiva que incidan en el saqueo y expolio de los recursos naturales y las fuentes de energía, en la sumisión y el aniquilamiento de las personas y los pueblos. Denunciaremos por tanto toda violación de los derechos humanos, todo atropello a la dignidad de los ciudadanos y los pueblos, todo abuso de Poder del que tengamos cabal conocimiento, sin distinción ni excepción alguna.

Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía participaremos activamente en el ámbito poético y sociocultural de todas las sociedades y espacios geográficos del planeta, para contribuir al ejercicio de la ciudadanía en la búsqueda, construcción y consolidación de democracias avanzadas y llenas de contenido, con políticas de desarrollo sostenible y solidario, en todos y cada uno de los pueblos de la Aldea Global, priorizando su derecho inalienable a una vida rica, plena y digna, en la defensa decidida del medio ambiente y del legado poético,
plurilingüistico, multicultural y multiétnico de cada pueblo, País, Nación y Estado del mapa antropológico de la TIERRA, prestando una especial atención y cuidado a las lenguas y culturas primigenias de los pueblos originarios. De esta suerte, nos fundiremos con su propio medio natural, haciendo que el arte y la poesía sirvan mejor a la humanidad, participando personal y colectivamente en la búsqueda de los nuevos valores que exigen los tiempos actuales y recuperando aquellos que son perennes y universales, para SER y crecer TODOS en Libertad y en Paz con nosotros mismos y con los demás humanos.

Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía ha de servir de plataforma para la integración social y el eficiente concurso de los ciudadanos en los asuntos públicos de una sociedad dinámica y sujeta a cambios de todo tipo. Ejerciendo de testigos, agentes de la paz y la libertad, a través del verbo útil, crítico e incisivo, humilde y sencillo, al ser los notarios-agentes que, reconociéndose en su cultura originaria, se reafirman en sus ideales y convicciones más íntimas, para SER y ser fructíferos, asumiendo su compromiso vital e interactuando activa y positivamente en su propio tiempo y espacio y el más amplio: la Aldea Global.

No queremos que todo esto quede en una mera declaración de intenciones, un hermoso sueño virtual, por ello, es imprescindible la concreción de un plan general de actuación que posibilite el desarrollo de los fines propuestos y que, en el caso, se explicita en las siguientes actividades principales:
 
La gestión del espacio web “poetasdelatierra.org”, como foro universal poético-literario de debate y encuentro de quienes se unan a nuestro proyecto vital para crecer juntos, conservando cada uno su propia e intransferible identidad individual y colectiva
 
La organización de un certamen literario anual de ámbito internacional, que abarque y consolide los tres pilares o marcos de creación esenciales de Poetas de la Tierra: POESÍA, NARRATIVA Y ENSAYO.
 
La organización de diversos y puntuales encuentros poéticos y eventos literarios a lo largo y ancho del planeta.
 
La organización de circuitos escolares en cualquier ámbito geográfico, para dar charlas y hacer lecturas poéticas con el objetivo de despertar y fomentar en los niños su innata fantasía y creatividad.
 
La publicación de una revista de POETAP, de poesía, narrativa y artículos de interés general o repercusión universal, al principio con periodicidad trimestral y después, a medio y largo plazo, con periodicidad bimensual y mensual.
La promoción de una editorial, que les pueda servir a los Poetas de la Tierra y afines, de plataforma para publicar sus poemarios, ensayos y narraciones (novelas y cuentos infantiles) este proyecto editorial, apoyará -en la medida de lo posible- a la edición de aquellos autores no consagrados ni reconocidos, con una atención especial a los poetas de los Pueblos Originarios (sin apoyos ni medios) siempre que las obras presentadas concuerden con los objetivos de Poetas de la Tierra, y su calidad esté a la altura que se impone todo sello editorial que se precie y quiera validar, acreditar su fondo editorial.

Somos conscientes de que sólo la unión de las poetisas y poetas, amigas y amigos de la poesía que crean en los sueños, nos permitirá dotarnos de los medios orgánicos, técnicos y económicos para iniciar el camino y levantar el vuelo. Por ello, POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA hacemos una llamada universal a todas aquellas y todos aquellos que sintiendo como suyo el latido del corazón dañado de la Madre Tierra, sienten como hijos que tienen que hacer alguna cosa para defenderla del efecto invernadero y del calentamiento global, de cualquier agresión que sufra, y desean dar lo mejor de sí mismos, aportar su creación, poesía e ilusiones para crecer y ascender codo con codo, mano a mano, para que su voz y su voto cuenten, al sumar multiplicando su propio valor y fuerza, contribuyendo activamente al desarrollo y crecimiento por la base y en altura de los Árboles que acogen a los Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía, haciendo de estos, instrumentos válidos, amplios y democráticos, con raíces profundas y troncos lisos o rugosos, anchos y altos, de ramas sólidas y copas capaces de albergar y proteger TODOS los nidos y todos los sueños de los hombres y las mujeres, los niños y las niñas que nacieron por y para el Amor, que nacieron para SER y ser Libres.

Ésta es nuestra Carta Fundacional, el proyecto más ambicioso y altruista que pueden soñar y crear los que con la fuerza de la razón y el valor de su palabra deciden ir más allá de sí mismos, para ser semilla de amor y vida que se expande sin pausa ni desmayo, libre y altiva, que se convierte en los delfines blancos que a la luz de la luna perfilan las estelas del mar, en las panteras negras y dragones alados de Pandora y los caballos de pura sangre árabe; ser semilla que cabalga la dulce lluvia y el viento huracanado, el rayo y el relámpago, las ondas y las olas del Mar embravecido, semilla que es alma y voz telúrica de los poetas de la Tierra que se alzan ante el PODER y toman la palabra, que se inclinan ante el débil y bajan la mirada, semilla que besa, despierta y levanta los vivos-dormidos y los muertos en vida, dotando de los valores más genuinos y solidarios una sociedad que necesita de la poesía humana y sencilla, auténtica, en cada calle, cada plaza, en cada pueblo y ciudad de la Tierra, como necesitan los seres humanos del aire, de los valles recónditos y las montañas donde habitan el lobo y el oso, donde canta el urogallo y vuela el búho real.
 
ANEXO 1:
POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA EN ESPAÑA.
 
De acuerdo con la legislación vigente en España, POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA DE ESPAÑA se ha constituido en Asociación al amparo de la LO. 1, de 22 de marzo de 2002 y del REAL DECRETO 1947/2003 del 28 de noviembre, que le otorgan el marco legal para ejercer sus actividades.

POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA DE ESPAÑA hace suyos todos los principios que llenan de contenido esta Carta Fundacional y asume que lo esencial es la promoción y defensa universal de los derechos de los seres humanos y, muy especialmente, el derecho de las niñas y los niños a su propia identidad y dignidad, lengua y cultura.

No es posible realizar este proyecto en España sin admitir una realidad palmaria: la división existente, el duro enfrentamiento entre las diferentes identidades culturales y lingüísticas de los hijos y hermanos de la Piel de Toro; enfrentamiento que, viniendo de lejos y teniendo profundas razones históricas, hoy en día es avivado por los que soplan las brasas y echan gasolina al fuego de modo irresponsable, hoy es avivado por la vesánica actitud de una clase política sorda y ciega que sólo sabe mirarse el ombligo y moverse por sus intereses espurios (personales y partidistas) y sus réditos políticos a corto plazo en el ámbito de su propio territorio o nación estado.

La nación castellana, otrora culta y laboriosa, hospitalaria, austera y sobria, fiel y brava, comunera, fue sometida por el yugo y las flechas, esclavizada y violada por los del derecho a pernada, los hijos y nietos de Isabel y Fernando (tanto monta, monta tanto) los Austria y los Borbones de El Escorial, por los hijos de la cabra y del sapo Iscariote, para convertir a la más noble y solidaria nación castellana en su triste y burda caricatura, en esa madrastra repelente, dura e inculta, excluyente y dominante que se apropió en el pasado -pretende seguir haciéndolo en el presente- de todos los territorios, símbolos y referencias históricas comunes para su exclusivo dominio y beneficio, empezando con el nombre de Hispania y haciendo de la “Gramática castellana” de Antonio Nebrija el arma más eficaz para dominar y anular la identidad de las otras lenguas y culturas hermanas de Hispania y de las primigenias de Latinoamérica, hasta el punto de convertir la parte -el castellano- en el todo -el español-, de forma que en todos los lugares del mundo se denomina “Lengua española” a la que es y será una más de las lenguas del estado español, la lengua castellana.

POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA DE ESPAÑA propugna que todos somos hijos de la hijas de una misma Madre, de nuestra Iberia-Hispania de Joanot Martorell y Jordi de Sant Jordi, de Bernat Metge y Anselm Turmeda, de Joan Salvat-Papasseit, Mercè Rodoreda y Miquel Martí i Pol, de Rosalía de Castro y de Curros Enríquez, de Álvaro Cunqueiro y Manuel Rivas, de Luisa Villalta y Yolanda Castaño, del Arcipreste de Hita y del Marqués de Santillana, de Cervantes y de Lope de Vega, de Francisco de Quevedo y de José Espronceda, de León Felipe y de Luis Cernuda, todos hijos y hermanos de la Iberia-Hispania-España sencilla y noble, abierta y democrática, culta y peregrina, dulce y limpia, solidaria y generosa, la que todos y cada uno de nosotros hemos de preservar unidos, defendiendo nuestras casas, nuestras tierras, nuestros pueblos, nuestras propias lenguas y culturas, nuestra historia e identidad, la propia y la colectiva, sin caer en las trampas de los nacionalismos conquistadores y opresores, bárbaros y manipuladores.

POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA DE ESPAÑA reconoce, por tanto, que España en sus lenguas y culturas, en su formación como estado y en el sentimiento expresado libremente por sus ciudadanos es un Estado Plurinacional, de manera que se provee de una estructura organizativa mixta y de carácter federalista, en función de las lenguas propias de cada espacio geográfico natural, lo cual no obsta para que en cada uno de ellos se asiente la organización por provincias y comarcas. Habrá que poner una especial atención a la realidad cultural y socio-lingüística de Baleares, Navarra y del País Valencià y la innegable e inalienable cuestión nacional de Cataluña, Euskadi y Galicia, partiendo de nuestra expresa y definitoria declaración, igual de cierto es que todas las nacionalidades históricas periféricas son plurales como que España es Plurinacional. Razón por la que sólo desde el mutuo respeto y reconocimiento se podrán cobijar bajo un mismo paraguas y defender un mismo y vital proyecto común, todos los poetas de las diferentes lenguas que en cada territorio o nacionalidad forman hoy sectas, capillas y capillitas, dándose la espalda e ignorándose olímpicamente unos a otros, cuando no hacen la guerra entre ellos, siempre estúpida y fratricida, disputándose un terreno que a nadie pertenece.

De esta forma, el olivo originario de POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA se enraizará y afianzará en los cinco continentes, en todas las etnias, pueblos y naciones, lenguas, culturas, credos y civilizaciones de la Tierra. En España, el árbol originario cobijará a todas y cada una de sus expresiones poético lingüísticas para cohesionar este fraternal y unitario, necesario y ambicioso proyecto, que sólo se hará realidad en el respeto y encuentro de todos los poetas y poetisas, sin la exclusión de nadie por su lengua de creación, nacionalidad o territorio natural con un espacio poético plural (Euskadi, Galicia, Cataluña, Baleares, País Valencià y Navarra) o en la España que se expresa únicamente en castellano, donde Andalucía y las Canarias -por razones obvias- configurarán cada una su propio espacio poético.

Igualmente, atendiendo a la realidad multiétnica y multicultural de nuestra sociedad con la decisiva aportación de la inmigración en España a su crecimiento demográfico, socio-económico y cultural, POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA abrirá nuevos espacios de realización, conciliación e integración social y poético cultural de nuestros hermanos; latinos, magrebíes y árabes en general, subsaharianos, eslavos y de los demás países del Este y los residentes ingleses, franceses, alemanes... que se quieran unir en España a nuestra organización. Al respecto, hemos de dejar bien claro que cada poeta es y será libre de decidir -en plena libertad y conocimiento de causa- donde se siente más cómodo y prefiere estar y participar -en atención a su lengua, cultura y país de origen- sabiendo que si utiliza más de una lengua en su creación, podrá ubicarse en los ámbitos poéticos abiertos que mejor estime. En aras a un mejor entendimiento, comprensión y difusión de la obra poética de quienes no escriban en castellano, catalán o gallego, es aconsejable que estos autores acompañen sus textos y comunicaciones con una traducción a cualquiera de las tres lenguas españolas o latinas.

Sabemos que el camino se inicia con el primer paso, recorriendo la amplia base y subiendo, de abajo hacia arriba, peldaño a peldaño, hasta pisar las agrestes cumbres de los ocho miles, para seguir subiendo por la escalera infinita del cielo hasta llegar a la luna y besar las estrellas. Subir y subir, para volver a bajar (de la casa virtual del poeta), tocar con los pies la tierra húmeda y generosa de la Madre y SER, siendo la semilla que profundiza y arraiga en lo más hondo y que, como el árbol de la vida, sobrevive a la caída del rayo y resiste la embestida del huracán:

Para ser, l’Olivera Grossa, de La Vila Joiosa, ser la flor de l’ ametller  i el taronger en el País Valencià de Ausiàs March y de en Raimon. Ser Vientos del Pueblo y las Nanas de la Cebolla de Miguel Hernández.
 
Ser la Encina Milenaria del Valle de la Alcudia y el Olivo milenario de Daimiel, en el corazón de las Tablas resecas y consumidas por el fuego lento y profundo,  en medio de los ojos del Guadiana y de los más amplios y grandes secarrales de Castilla la Mancha.

Ser el Castaño del Campano, la Sabina de Sigueruelo y el Gran Roble de Estalaya, las hayas y pinos silvestres de la Laguna Negra en los círculos glaciares de Urbión, los castañares de las Patuecas en la Sierra de Francia y los tilos y las encinas de los Picos de Europa en Castilla León.
 
Ser el Tejo de Rascafría, ante el Madrid imperial de los Borbones y del "manda huevos". Ser el Madrid de Lavapiés y de Manuela Malasaña, el Madrid del "No Pasarán" y "El Rompeolas del fascismo" Ser el pueblo firme y auténtico, abierto, culto y solidario, ante los zombis del Escorial y del Valle de la infamia.

Ser el Castaño de Baamonde y el Abuelo de Chavín, los robles, castaños y avellanos de Las Fragas del Eume y las orquídeas de Enciña da Lastra, la voz de Emilia Pardo Bazán, Celso Emilio Ferreiro y Valle Inclán en los verdes y fértiles prados de Galicia, la del mar, de la lluvia y calma.

Ser de Aragón, la Dehesa del Moncayo, los pinos negros de Posets-Madaleta, y Ordesa, las hayas y los abetos del Monte Perdido, el Enebro de Cantavieja, la Carrasca Becha y el Chopo de Monzón.

Ser el árbol sagrado de Gernika en el País de todos los colores del verde, del blanco y el rojo, en la tierra de las hayas, robles y encinas, del mar y el hacha, de los caseríos y casas solariegas de la Euskadi que asume su propia historia y defiende, hoy como ayer, por encima de todo y de todos, su identidad, sus fueros y su lengua limpia y indómita, codo con codo, mano a mano, en el seno de la España plurinacional, humanista y solidaria.

Ser la tierra más cálida y sensual, más árabe o mora, los pueblos blancos abiertos al baile y al canto, a la luz del sol y la lluvia y el beso del aire del Mediterráneo y el Atlántico:

Ser el Algarrobo en Casas Viejas, el Arce en la Peña del Águila, el pincel de Picasso y el Castaño Santo de la Sierra de las Nieves en Málaga.

Ser el Alcornoque de la Garganta y los ciruelos silvestres de la Hoya de Santa María, ser el verso puro y sencillo de Machado, las oscuras golondrinas de Bécquer, los patios del barrio de Triana, El Parque de María Luisa, La Torre de Oro y La Giralda, el duende de Sevilla.

Ser el Algarrobo de la Ermita, el Castaño del Abuelo, el Cerezo de la Paranza, el amor de Boabdil y Lorca por Granada, la de las guitarras de Sacromonte, la del Genil y Darro, los Jardines del Generalice y de la Alhambra a la sombra de Sierra Nevada.

Ser "El Poeta en la Calle" y "Marinero en Tierra", el toro y la paloma de Alberti, las flores y colores del Carnaval, el Parque Natural de Cádiz, la sal y la luz de la Bahía.

Ser de Huelva, el Parque de Doñana, el Acebuche del Espinillo, el Alcornoque de la Pica, la Sierra de Grazalema. Y de Moguer, la delicada fresa y la mariposa blanca, el pino gordo y solitario que da sombra a las almas de Platero y Juan Ramón Jiménez.

Ser el Nogal de la venta de las Navas, el Madroño de la Fuente de la Gitana, el Almendro  del sendero de la Buitrera, Averroes, la Mezquita y Ben Zaydun de Córdoba.
Ser los altivos olivares de Jaén, el Olivo de Fuentebuena y el Pino de Galapán, el Fresno del Cortijo de San José de Los Propios, el Acebuche de las Hoyas y de Úbeda, el sueño eterno de San Juan de la Cruz
.
Y Ser el Dragoncillo, la Clavellina, la Zamarrilla y el Azafrán del Cabo de Gata, ser el sol y el viento, las orquídeas salvajes y el oro blanco y verde de Almería.
 
Ser el Pino Gordo y el Pino de las dos Pernadas de Vilaflor, ser el Drago Milenario, ser todos los vientos del Atlántico y del Sáhara, ser el beso del sol y la dulce lluvia en la Caldera de Taburiente y en el Archipiélago Chinijo, en La Cumbre Vieja y en Garajonay, en las Islas Afortunadas.

Ser el Carbayon de Valentín, el Roble de Bermiego, los robles, los tilos y las hayas de Somiedo, los tejos de los Picos de Europa en la Asturias brava y minera, dulce y marinera.
 
Ser a les Balears les sabines de les Pitiüses, les figueres i els garrofers, els ametllers en flor i les oliveres de la Serra de Tramuntana, ser Olivera de Cort i Olivera de Son Muntaner, ser el Ficus de la Misericòrdia i la Bellaombra de l' Jardí de la Plaça de la Reina, a la Palma.

Ser el Faig de la Grevolosa i Lo Parot d'Horta de Sant Joan, ser els arbres centenaris: d'Aigüestortes i del Estany de Sant Maurici, del Canigó i del Montseny, de Montserrat i el Massís del Pedraforca, del Cadí-Moixeró i la Garrotxa, ser la natura, l'historia, la llengua i l’anima de la oberta i dolça Catalunya. La Catalunya de Salvador Espriu, de María del Mar Bonet i de Joan Manuel Serrat, dels Segadors, de Pau Casals i el "Cant del Ocells", la Catalunya de l'Empordà, el Ripollès, el Pallars Sobirà i el Segrià, del Delta de l'Ebre i el Montsià, del Maresme, el Vallès i el Penedès.
 
Ser la paloma blanca con la ramita del olivo en el pico, el quebrantahuesos rojo y el águila azul, la cabra blanca y el dulce canto del mirlo al fondo del olivar, ser en la Cornisa Cantábrica el canto potente del Urogallo y SER el vuelo nocturno y vigilante del búho real que guarda los árboles y bosques recónditos de la España plurinacional.
Ser la voz del poeta, sencilla y telúrica, profunda y altiva, que le canta a la vida, al amor y la libertad, al respeto a la madre Tierra; ser la voz de los "Ruiseñores que cantan sobre los fusiles y en medio de las batallas"; Ser la punta de flecha argentina que veloz atraviesa el pecho sin corazón, árido y tenebroso, de las arpías que vuelan -en círculos- sobre las aguas estancadas y pantanosas, putrefactas y pestilentes donde se arrastran y chapotean los reptiles repugnantes y miserables de piel acorazada.

Ser la luz de las estrellas que ilumina los senderos que ascienden a los Montes Sagrados y a las copas más altas de los árboles milenarios, donde se cobijan todos los huérfanos y peregrinos, todos los desposeídos: los hijos de los ríos y selvas de Latinoamérica, los hijos de los glaciares y desiertos, de los valles frondosos y profundos, de las altas e inhóspitas montañas, los hijos del asfalto de los suburbios periféricos en las ciudades sin ley ni corazón de los cinco continentes; ser los hijos de todos y cada uno de los Pueblos Libres, Originarios y Multiétnicos de la TIERRA
Ser y ser, Todos y cada uno de los hijos del Sol y de la lluvia que huyen descalzos de las lúgubres mazmorras y los actos de fe, de las fosas y las almenas de las altas torres de los castillos medievales, de los púlpitos tronantes de las oscuras catedrales, de la España Una ... y salvaje, timorata y alcahueta, hortera y mojigata, cobarde e hipócrita, inculta de alta cuna que juzga y condena cuanto ignora, la España cavernícola y cainita, sucia y casposa, la España excluyente que reniega de sus propios hijos y hermanos, esa que tiene miedo de la luz y los taquígrafos, del sol y la lluvia, esa que miente más que habla, y aún está buscando la piedra filosofal por los polvorientos y desiertos caminos de la nada, por donde cabalgan las huestes de nadie, todas las plañideras y los fantasmas de los jinetes sin tumba, sin corazón, sin cabeza y sin alma.
 
ANEXO 2:
POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA EN LATINOAMÉRICA.

La Asociación Internacional POETAS DE LA TIERRA Y AMIGOS DE LA POESÍA nace y ve la luz en enero de 2010, para unirse a la solidaria e imparable marcha de todos los pueblos de Latinoamérica hacia las cumbres de la Gran Cordillera Andina en el Bicentenario de su Independencia
 
UN CANTO A LAS TIERRAS Y EL TRABAJO,
EL AMOR Y LA VIDA,
LA VOZ DE LOS PUEBLOS DE LATINOAMÉRICA

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica son la cereza y la uva de Chile, el carozo y el vino de Mendoza, el azúcar y el ron de Cuba y de Santo Domingo, los frijoles y el maíz, el aguacate y el tequila de México, el café y el ritmo de Colombia, el gas y la plata de Bolivia, las ellendales y saltiñitas de Uruguay, las naranjas de Entre Ríos y los limones de Tucumán, las manzanas y las peras de Neuquén, los espárragos, el pisco y las uvas del Perú.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica son las orquídeas y los Parques Naturales de Costa Rica, las Galápagos y las bananas de Ecuador, los peces del Titicaca y las flores del Matto Grosso, LA SELVA y los ríos Orinoco y Amazonas, la lima, el mango y el melón de Venezuela y de Brasil.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica son los pomelos y las flores de Honduras, Antigua, la artesanía y los colores de Guatemala, las luchas de liberación del Salvador y de Nicaragua, es el gran abrazo y más profundo beso interoceánico de Panamá, es Paraguay y sus ríos; el Paraguay, Paraná y las cataratas de Iguazú y el Puerto Rico que defiende su lengua y cultura, su identidad y dignidad.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica es hoy, más que nunca, la defensa de Haití, sojuzgada y saqueada, esclavizada y violada por los hijos y los nietos -con derecho a pernada- de Isabel y Fernando y del “Rey Sol” por los marines USA y todos los “Hijos de la Gran Bretaña”. Haití, la Perla Negra del Caribe que pagó y paga muy cara la osadía de ser la primera en sacudirse el yugo de esclava. Haití, que hoy se estremece y muere, alcanzada y derribada sísmica y sistemáticamente por el inmisericorde zarpazo terrorista económico, social y político de todos los dioses blancos; porque no es la Madre Tierra, ¡NO!! La responsable de que se nos hunda y perezca en el abismo de su infernal pobreza.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica son los pueblos indígenas y los esclavos negros que se levantaron rompiendo las cadenas de la esclavitud; son los mulatos y los criollos con dignidad, sangre y cultura; son quienes tuvieron el valor de mirar la piedra, coger la piedra, levantar la mirada, tomar la palabra, tensar el arco, coger la flecha, encender la fragua, templar el acero, empuñar la horca de madera, el hacha, la hoz y la espada, al responder a la genuina llamada de la Tierra, al seguir la luz, la palabra liberal y humanista de Simón Bolívar y José de San Martí, de José Antonio de Sucre, José Gervasio Artigas y Antonio Nariño, de Miguel Hidalgo y José María Morelos, de Bernardo O’ Higgins y Mariano Moreno, para vencer a las mesnadas y espadas de fortuna de la España colonialista y oscurantista de Fernando VII, aquel rey de infausta memoria llamado el “deseado” que fue gracias a la Santa Alianza y el Altísimo, el Borbón-reptil más vil y venenoso de España.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica son el verbo y la sangre más fértil y generosa de: Sandino, Zapata, Mariátegui, Emilio Recabarren, Francisco Morazán, Farabundo Martí, Lázaro Cárdenas, Vicente Lombardo Toledano, Salvador Allende, Gladys Marín, Che Guevara, Camilo Cienfuegos, Fray Bartolomé de las Casas, Elder Cámara, Samuel Ruiz, Leonardo Boff, Jon Sobrino, Camilo Torres, Monseñor Romero, Ignacio Ellacuría y de cuantos han dado y nos dan lo mejor de sí mismos, al darnos los sueños, el amor y la vida en la imparable marcha de todos los pueblos de Latinoamérica hacia su definitiva liberación.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica están en las voces lúcidas y resueltas, firmes y poderosas de: Gabriela Mistral, Vicente Huidobro, Pablo Neruda, Víctor Jara, Nicanor y Violeta Parra, de Alfonsina Storni, Julio Cortázar, Juan Gelman, Facundo Cabral, Atahualpa Yupanqui, Jorge Cafrune y Mercedes Sosa, de Juan Carlos Onetti, Mario Benedetti y Daniel Viglietti, de Josefina Plá,  Hérib Campos Cervera y Hugo Rodríguez Alcalá, de Manuel Bandeira, Mario de Andrade y Oswald de Andrade, de César Vallejo, Manuel Scorza, Ciro Alegría y José María Arguedas, de Álvaro Mutis, María Mercedes Carranza y Gabriel García Márquez, de Javier Granado y Ricardo Jaime Freyre, de Andrés Bello, Rómulo Gallegos, Vicente Gervasi,  José Rafael Pocaterra y Jesús Enrique Guédez, de Gonzalo Zaldumbide y Jorge Carrera Andrade, de Ricardo Miró y León Antonio Soto, de Max Jiménez, Carmen Lyra y Joaquín García Monge, de Juan Ramón Molina y Froylan Turcios, de Rubén Darío y Ernesto Cardenal, de Luis Alfredo Arango, Julio Fausto Aguilera y Miguel Ángel Asturias, de Italo López Vallecillos, Roque Dalton García, Manlio Argueta, Claudia Lars y Álvaro Ménem, de Amado Nervo, Alfonso Reyes, Juan Rulfo, José Emilio Pacheco y Ali Chumacero, de José María Heredia, José Martí, Nicolás Guillén y Alejo Carpentier, de Francisco Henriquez y Salomé Ureña, de Julia de Burgos, Luis Lloréns Torres, Luis Palés Matos y Evaristo Ribera Chevremont, de ANACAONA,  Anthony Phelps, Rony Lescouflair y Jacques Stephen Alexis

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica están en la ancestral y profunda sabiduría de las comunidades indígenas de Oaxaca, Guerrero y Michoacán, de Chiapas, Campeche y Yucatán, en las humanas y más dignas razones de los zapatistas, en la desesperación y justa rebeldía que embarga el alma de los más, en la fiel memoria, el amor y el valor de las abuelas de la plaza de Mayo, en la cultura y la nobleza, el valor y la sencillez de los tehuelches y los mapuches, de la población náhuatl, de los mayas y los guaraníes, de los quechuas y aymarás.

Las tierras y el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica es la voz profunda y telúrica de los volcanes, de la lluvia y los vientos que defienden la Madre TIERRA; es la luz de sus ancestros Lautaro, Pelantaru, Lientur y Caupolicán, de Túpac Amaru y Micaela Bastidas, de Túpac Katari y Bartolina Sisa, de Manuela Beltrán y José Antonio Galán, de mama Dolores Cacaungo, Rigoberta Menchu y Evo Morales y otros tantos anónimos en el espíritu Pachakuti de los Pueblos originarios, el nuevo despertar de los hijos de la Pachamama y el Tata Inti.

Por la Tierra, el trabajo, el amor y la vida, la voz de los pueblos de Latinoamérica, los Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía desafiarán la hegemonía del Gran Poder, mientras les quede la conciencia y, con ella, el verbo y las manos. Y lo harán haciendo valer la justicia y la tierra, la paz y la libertad yendo de Río Grande a la Patagonia, enfrentándose a las resistencias y a las locuras de los endriagos inhumanos.

Los Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía es la voz que reverbera en ecos de futuro proclamando la dignidad de los Pueblos Originarios de Latinoamérica, el Pueblo Indio.

El Pueblo Indio, noble y auténtico, orgulloso de sus raíces, que ni se humilla ni se vende, alcanza el nido y los huevos del águila, come las frutas, raíces y hierbas silvestres, bebe el agua de los cactus en el desierto, el pueblo indio que ni se humilla ni se vende, al conocer de niño la tierra y el agua limpia,  las praderas sin alambradas, el cielo limpio, la Osa Mayor y la Estrella Polar.

Los hijos de la Tierra ante el PODER se levantan y toman la palabra, ante el débil se humillan y bajan la mirada, ante su Madre se inclinan y arrodillan para besarla.

Los hijos de la Tierra comen la manzana del árbol de la sabiduría para comprender el por qué de las cosas y huir de la nada.

Los hijos de la Tierra son el relámpago en las noches oscuras y el trueno en los tiempos del silencio que corta las alambradas y derriba los muros de la ignorancia.

Los hijos de la Tierra, más allá de todo y por encima de las distancias y las diferencias vuelan al encuentro los unos de los otros sobre los mares y océanos de los cinco continentes para darse un cálido, fuerte e inmenso abrazo, para SER, al unirse y recorrer juntos, codo a codo, mano a mano, el largo e irrenunciable camino, la histórica, imparable marcha de los Pueblos Originarios por la restitución de todos sus derechos y tierras ancestrales. Y donde ya no sea posible el restituirles su tierra, el gran PODER tendrá que pedir perdón humildemente, en un acto de público desagravio y de compensación económica y moral que les devuelva algo de lo mucho que se les ha robado durante los últimos cinco siglos, con la ayuda de la cruz y la espada, con sus leyes injustas, insolidarias e inhumanas. Perdón tendrán que pedir todos los dioses blancos por el saqueo y los crímenes que han cometido y cometen a diario, expoliando, destruyendo y matando la Tierra a marchas aceleradas con su inmensurable CODICIA.

Y los Poetas de la Tierra le entregarán a los Pueblos Originarios su poesía, el “arma cargada de futuro” que les caracteriza y define como seres humanos.
 
 
SIN TI, SIN VOSOTROS,

Consciente de lo que digo.
¡Soy! Que sé lo que escribo.
Y sé, que serán tan temidos
Cómo amados mis versos,
en manos de la gente noble
y  sencilla de Latinoamérica.

Sé, que en vuestras manos:
mis versos serán al ALBA,
las lágrimas de la Media Luna
sobre los dátiles de la palmera,
las espigas de trigo y de arroz,
la rosa azul y la flor del maíz.

Consciente soy, cómo lo soy,
de que sin ti, sin vosotros,
sin la LUZ y el VIENTO
de Latinoamérica
que alumbra y esparce
el eco lejano de mi verbo.

Que le da alas a mis versos,
para que vuelen, y vuelen,
más alto, más y más lejos,
para que vuelen y lleguen…
Allí donde moran las almas
de los nobles chamanes.

Allí donde no llega la garra
afilada del buitre, ni se oye,
la risa gélida de las hienas,
puñales y siervas a sueldo
de las mitras purpúreas,
de los sapos del Pentágono.

¡LUZ y VIENTO! de mis versos;
Haz!! Que vuelen y lleguen…
Allí donde nacen los ríos,
allí donde nacen y crecen,
los sueños de paz, amor y vida
de todos los niños del Mundo.

Consciente de lo que digo,
¡Soy! Que sé lo que escribo,
y responderé de mis versos,
sabiendo qué ¡Soy!! Si soy,
el eco lejano de vuestra voz
cabalgando la furia del viento.

Sabiendo qué ¡Soy!! Si soy,
el eco lejano de vuestra voz
cabalgando los relámpagos
en las noches frías, oscuras,
cabalgando los truenos
en los tiempos de silencio.

Sabiendo qué ¡Soy!! Si soy,
el eco lejano de vuestra voz
cabalgando la fuerte lluvia
y las olas del mar bravío.
Qué, el poeta es nadie, nada,
no existe ni tiene nombre.

SIN TI, SIN VOSOTROS,
LA LUZ Y EL VIENTO.


OLIVIER HERRERA MARÍN
Presidente
 
Ruth María Rodríguez López
Vicepresidenta
 
María Ángeles Fernández Jordan
Secretaria
Asociación Internacional Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía. (POETAP)

Leave a Reply

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

- Copyright © Poetas de la Tierra y Amigos de la Poesía (POETAP) - Skyblue - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -